Maestros Ascendidos
esenfrdeitptru
Nada puede limitarlos-Lord Maitreya

Recuérdenlo, ustedes son los únicos en el universo que pueden limitarse a través de sus sentimientos. Cuando asuman una postura firme, decidida, y se nieguen a permitir que sus sentimientos humanos les limiten, la invocación a la “Presencia” producirá resultados magníficos en lo que necesiten. No hay nada en el mundo que pueda limitarlos excepto ustedes mismos.

Todos los poderes destructivos que han sido creados a través de la actividad discordante del sentimiento humano, todos los magos negros del mundo y todas las entidades dejan de tener poder cuando ustedes dirigen su atención hacia la “Presencia” y aceptan todo su Poder para que actúe en, a través y alrededor de ustedes.

Estoy cargando esto en el mundo mental y emocional, en todas partes, porque algunos individuos son conscientes de esas entidades. Han revuelto esas cosas en sus mentes hasta el punto de perturbarse a sí mismos. No queremos que eso le suceda a los estudiantes. Mantengan la calma, la firmeza y la determinación, firmemente anclados en el Poder de la “Presencia”, y toda la perfección fluirá hacia y a través de sus mundos. Ustedes deben producir Perfección algún día. ¡Háganlo ahora!

SALUD

Amados, en lo que concierne a su salud, fuerza y energía, no cedan ante ningún sentimiento perturbador, en ningún momento. Déjenme ayudarlos a superar la aceptación de cualquier enfermedad o falta de energía. Esas condiciones son el resultado de fijar la atención en lo que está ocurriendo. Muchas veces, en una conversación, escuchan hablar de alguna condición: neumonía o alguna otra dolencia, como las llaman. La primera vez que contraen un resfrío, dicen: “¡Oh, tengo neumonía”. Querida gente, lo digo con toda seriedad, porque no tienen idea de cómo actúa su mundo de sentimientos cuando aceptan esas sugestiones.

Esta es la razón por la cual necesitan permanecer alertas constantemente. Si ustedes, por diplomacia, tienen que escuchar una conversación en las que se tratan tales temas, invoquen a la “Presencia” para que los proteja y rechace la aceptación de todas esas sugestiones humanas. Actualmente, en el ámbito de la medicina, esas sugestiones parecen ser parte del trabajo. Los médicos creen que deben ofrecerle estas sugerencias a la humanidad. Dicen: “Según el diagnóstico, tienes esto y lo otro”. Si lo escuchan, lo tendrán.

Supongamos que hay una apariencia. Si ustedes toman la postura opuesta, y entonces sienten y dicen: “¡Poderosa Presencia YO SOY disuelve esto! ¡Yo no lo tendré!”, antes de que se den cuenta, la apariencia se habrá ido. Ustedes son quienes le dan órdenes a su cuerpo y a su mundo. Amados corazones, siéntanlo, sépanlo y séanlo. No pueden hacer que otra persona logre la Victoria. Deben ser firmes en esta postura. Deben ganar su propia Victoria, nadie más puede hacerlo por ustedes. Por lo tanto, amados, si sienten que necesitan invocar a la Presencia por cualquier asistencia, no cedan un momento ante la sensación de que no pueden hacerlo o que el Poder de la “Presencia” no es suficiente.

(Extracto del libro “Dulce Misterio de la Vida”)

Por Lord Maitreya

 

 

Grupo Metafísico de Madrid

Desde la Sede Central del Grupo Metafísico de Madrid Europa tengo el placer de darles la bienvenida a todos los que visitais esta puerta a las enseñanzas de los Maestros Ascendidos, de la edad dorada de su majestad Saint Germain y a la magistral exposición de su discípula directa, nuestra Amada Conny Méndez, cuyo legado recibimos de la mano de nuestro amigo Rubén Cedeño, para cuyo agradecimiento por su Amor, Instrucción y Amistad no conoce límites.

Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias públicamente también a las personas que componen el grupo interno que tengo el privilegio de dirigir, sin cuyo amor, buen hacer y apoyo incondicional, no podría realizar la tarea que libremente elegí en su momento, así como a todos los colaboradores que contribuyen con las conferencias e instrucciones día a día, fieles a su linea discipular y a su conciencia. 

Si en algo contribuye esta página, a la expansión de la luz, aunque sea de una persona, nos daremos por satisfechos.

por Domingo Laut Rodríguez